Blog

Mucho ruido y pocas nueces

Llama la atención revisar -y recordar- la pobreza de contenidos que tuvo el discurso del 2011 en materia de educación, siendo supuestamente éste el “año de la educación superior”.

Efectivamente fue el año de la educación, pero no precisamente como estaba planeado por el poder ejecutivo, sino porque la ciudadanía tomó el protagonismo en esta materia, empujando demandas que parecían imposibles el año pasado.

Por lo mismo, y al revisar que se ha cumplido apenas 1/3 de lo anunciado en el discurso del año pasado, no son muchas las expectativas que hago de los anuncios de este año.

Honestamente, dudo que tenga algo de “cuenta pública” y si tuviera que anticipar, apostaría a que se tratará más de una campaña anticipada, con miras a las elecciones municipales de este año y las parlamentarias/presidenciales del próximo.

Espero que a pesar de la parafernalia que se hace -de ambos bandos políticos- para estas fechas, los ciudadanos podamos informarnos cada vez con mayor rigurosidad sobre cómo actúan nuestros representantes y si realmente están gobernando respetando dichas voluntades.

Creo que esta herramienta de @ciudadanoi es un un gran paso en esta dirección, hacia el empoderamiento ciudadano en pos de lograr una democracia más viva y participativa.